Economía circular: un cambio necesario

Durante mucho tiempo se ha trabajado según un esquema de economía lineal donde se producen productos, se usan y se convierten en un residuo. Esta situación es insostenible. Es necesario el cambio de sistema hacia una Economía Circular.

El paquete de Economía Circular adoptado por la Comisión Europea en Diciembre 2015 es clave para contribuir a la transformación de la economía europea en una economía sostenible para 2050. Dentro del Plan de Acción europeo, el plástico es uno de los sectores prioritarios para lograr ese cambio social e industrial.

La Economía Circular redefine el modelo de crecimiento integrando aspectos ambientales y económicos. Propone un ciclo continuo de desarrollo en el que el valor de los productos, los materiales y los recursos se mantenga durante el mayor tiempo posible, y la generación de residuos se reduzca al máximo. El objetivo es alcanzar una economía sostenible, baja en carbono (LCE), eficiente en recursos y competitiva.

Beneficios: 

  • Disminución del uso de recursos y el consumo de energía.
  • Reducción de la generación de residuos.
  • Reorientación productiva de los países.
  • Creación de riqueza y empleo.
  • Impulso de la innovación y la competitividad.
  • Contribuir a la lucha contra el cambio climático.

La primera estrategia europea sobre los plásticos se publicó en enero de 2018 y está basada en la totalidad del ciclo de vida de los productos y procesos. La estrategia propone una nueva economía circular de los plásticos, en la que se promueve la inversión en soluciones innovadoras y los desafíos actuales se convierten en oportunidades. Para hacer realidad esta estrategia todos los actores de la cadena de valor del plástico deben involucrarse, desde los fabricantes de materias primas, diseñadores, pasando por transformadores, empresas usuarias y distribuidores, hasta los recicladores. Del mismo modo, la ciudadanía, la comunidad científica y las administraciones públicas tendrán un papel decisivo para marcar la diferencia y lograr un cambio positivo.